El águila de oro

Publicado: 1 de Mayo de 2017

En el palacio real de un lejano país, existía un estanque con pececillos de oro que eran el orgullo del rey. Y de pronto, empezaron a faltar los pececillos.

– He visto al águila real llevarse uno todos los días – dijo el jardinero a su soberano.

– Envía a tus hijos en busca del águila y ma la traes – ordenó el monarca.

Salió el mayor de los tres hijos del jardinero a cumplir el encargo y halló a una ardila que le dijo:

– En el camino verás dos casitas, una blanca y otra negra. Vete a dormir a la negra.

Pero el muchacho entró en la blanca, donde la gente bailaba y se divertía y se olvidó del encargo.

En vista de que no regresaba, el padre envió al segundo de sus hijos, que siguió los pasos del mayor. Se puso en camino el tercero y tropezó con la ardilla, que dijo:

– Sígueme hasta el águila.

Obedeció el muchacho y llegaron al palacio donde, en un globo de cristal, se hallaba encerrada el águila de oro.

– No hagas ruido o el águila se despertará – advirtió la ardilla al menor de los hijos del jardinero.

Pero como el muchacho estaba muy nervioso, el águila empezó a chillar y el señor y dueño del palacio, alertado, apareció ante el joven y le dijo:

– Si no me traes el toro de oro que corre como el viento, perderás la vida.

La ardilla siguió al muchacho y le indicó que al ver al toro debía soltar sus amarras. Así lo hizo el joven y, con gran valor, condujo a la fiera a la presencia del dueño del palacio, que le entregó a cambio el águila de oro. Se dirigió con ella al palacio real y cuando el soberano iba a apoderarse del águila, por consejo de la ardilla, el joven dijo así:

– Sólo te entregaré el águila si a cambio me das en matrimonio a tu hija menor.

Como el monarca se había encaprichado con el águila, accedió y el inteligente muchacho tuvo una princesa por esposa y supo hacerla muy feliz.

”365 Cuentos Famosos, Servilibro Ediciones S.A., Madrid, España, 1994, página 42″.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

También podría interesarte: