¿Quién no se ha levantado con ganas de tomarse al seco una rica y helada Coca Cola? Ese fue el mismo motivo que me llevó a preguntar: ¿Por qué mi cuerpo quiere tanto una Coca Cola? Algo raro tiene que haber, ¿No?

Cuando vivía con mis papás, me preocupaba que todos los días del año hubiese Coca Cola Light o Pepsi Light en el refrigerador. No sólo son bebidas Cola con cafeína que generan serios daños a la salud (como ataques cardíacos), sino que además, tienen el componente del que hay que mantenerse alejado: aspartamo. Al final, para muchas personas (conozco varias) las bebidas empiezan a reemplazar el agua, lo que tiene graves consecuencias para la salud.

Ahora con mi familia, me preocupa el tema de que las niñitas consuman bebidas o jugos en polvo, que son altos en químicos o azúcar. Mi papá me decía: pero si alguna vez los va a probar, no seas tan drástica, son productos que están en todos lados, incluso cumpleaños infantiles. Pero no, yo no encuentro que sea drástica, sino más bien, estoy haciendo algo obvio, que es enseñarles que se toma agua y que las bebidas no son para los niños. Y ya es una lucha bastante difícil, considerando la tremenda publicidad que hacen bebidas como Bilz y Pap, pero por suerte me ha resultado bastante bien.

Claro, una Coca Cola de vez en cuando tal vez no influye en nada en la salud, pero ¿Por qué le daría un producto así a mi hija? En mi casa se toma agua, rica y dulce agua filtada y helada. De vez en cuando con Pierre compramos una bebida para acompañar algún trago, pero mi consumo de Coca Cola y otras bebidas bajó a un 98%.

Un poco de historia acerca del Aspartamo (también conocido como NutraSweet o Equal). El aspartamo fue descubierto accidentalmente durante una investigación sobre hormonas gastrointestinales. Es de un producto químico dulce que en un ensayo clínico que buscaba que la FDA (Food and Drug Administration) lo aprobara en los Estados Unidos, mató a un mono recién nacido y dejó grave a otros 5 (de un total de 7 monos). Así y todo, en 1974 la FDA aprobó el Aspartamo para el consumo humano. Después, en 1985, Monsanto adquirió la empresa que fabricaba aspartame, llamada GD Searle y comenzó a comercializar el producto rebautizándolo NutraSweet, algo con lo que casi todos los de la generación de los 80 venimos consumiendo en la Diet Coke, para endulzar el café o te y en más de 1.000 productos. En el año 2005, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. finalmente publicó un informe que enumera 94 problemas de salud causados por el aspartamo, entre ellos, dolor abdominal, ataques de pánico, artritis, asma, dolores de pecho, tos crónica, fatiga, depresión, incluso la muerte. Pueden leerlos todos acá.

Lo que encuentro insólito – razón por la que hice este post -, es que Coca Cola, al bajar sus ventas de Coca Cola normal y Light el 2012, decidió darle un vuelco a su publicidad, asegurando en Estados Unidos que el Aspartamo no es dañino para la salud. Además, dicen que es una buena manera de reducir calorías cuando 2 de cada 3 estadounidenses son obesos.

¿Qué opinan de esto? Mi opinión es que están haciendo algo gravísimo que trae consecuencias tan graves como la muerte. No puedo entender cómo pueden permitirles hacer esa publicidad, pero entendiendo todo el juego de poder y dinero que debe haber detrás, sí, algo logro entenderlo (sino, no existiría la comida chatarra tampoco). Así funciona el mundo, con Monsanto vendiendo sus semillas transgénicas por todos lados sin que nadie les diga nada, McDonalds como auspiciador oficial de las Olimpiadas y el Mundial, químicos en nuestras frutas y verduras que ni siquiera sabemos que existen, Nestlé comercializando Nesquik a niños, uno de sus productos con más azúcar, y así suma y sigue. Por eso es responsabilidad de nosotros, y sólo nosotros, el poder mejorar nuestros alimentos en la casa.

¿Se han preguntado por qué tanta obesidad? Una Nutricionista me explicó hace un tiempo, que tenía que dejar los productos “light” porque (explicación a grandes rasgos), luego de un tiempo, el cerebro se acostumbra a este químico y actúa como si fuera azúcar. Así empiezan los problemas de Diabetes y considerando el aumento que ha habido de Diabetes en Chile y el mundo, no deja de tener razón su explicación.

La sal en nuestras comidas – incluso en las dulces -, los altos índices de azúcar en bebidas y cereales, y los grasas saturadas, son temas que debemos cuidar. Vitamin Water, también de Coca Cola,  incluso fue demandado el 2009 por no tener ni un real beneficio a la salud, que era lo que su publicidad decía. El 2010 fue Inglaterra quien les dijo que su publicidad era engañosa ya que sus altos contenidos de azúcar no podían ser nada nutritivos. Incluso hay que cuidarse de los chicles, que aunque sean light y no un alimento, tienen grandes cantidades de Aspartamo. Como resumen, no creamos todo lo que nos venden: el 1% es real.

Si nos informamos podemos tomar mejores decisiones y decidir si queremos seguir tomando algo o no, por muy dañino que sea. Pero informados. Yo estoy totalmente en contra de cuando una marca lanza un producto y lo trata de hacer pasar como algo sano o no tan dañino, cuando sí lo es. Yo tomo Coca Cola, es rica, me gusta. Pero como sé que no hace nada de bien, opto por seleccionar las ocasiones en que la tomo y dejé de comprarla en mi casa. Y así deberíamos informarnos con todo, por nuestra salud y la de nuestros hijos.

1 comentario
  1. Y los más sorprendente es que la mayoría de las personas consideran raro y hasta malo tratar de evitarle ese consumo a los niños, cuando lo raro y malo debiera ser estar dándole veneno a los niños! Mundo al revés!

Los comentarios están cerrados.

También te puede gustar