¡No más picadas de zancudos!

Mis hijas son el banquete favorito de los zancudos. Y la menor, es ultra mega alérgica, si la pican una vez, le salen ronchas y más ronchas, se rasca, heridas y llantos, padres desesperados. Así que siempre estamos con repelentes y cremas post picadas y este año decidí que lo iba a hacer yo para evitar los productos tóxicos, los plásticos y asegurarme de que sea bueno. Me costó encontrar los ingredientes pero por fin los tengo y ya lo llevamos probando varias semanas y… ¡ha funcionado muy bien! Así que si pasas por algo parecido, te lo recomiendo.

Aquí va la receta.

Necesitarás:
* Envase con spray dosificador.
* 5 gr de aceite de semilla de neem virgen.
* 10 gotas de aceite de árbol de té (tea tree).
* 20 gotas de aceite esencial de geranio.
* 20 gotas de aceite esencial de lemongrass (citronnelle en Francia).
* 10 gotas de aceite esencial de lavanda.
* 40 gramos de hidroplano de hamamelis (pero si no encuentran, pueden usar agua de rosas, que pueden hacer con un aceite esencial de rosas (es caro pero vale la pena), meten 10 gotitas en un frasco de vidrio y luego agua destilada hasta llenarlo).

¿Cómo hacerlo?

Se pesa el aceite de semillas de neem y añaden las gotitas de cada aceite esencial. Se revuelve hasta que se mezcle bien. Luego se agrega el hidrolato de hamamelis (o agua de rosas) y se mete al envase. Se agita el envase. Volvemos a agitar y ya podemos envasar en nuestro envase con spray dosificador. Y agitar cada vez.

Mantener fuera del alcance de los niños, los aceites esenciales pueden ser muy fuertes.

 

También te puede gustar