Ojo con algunos esmaltes de uñas

Hace muchos años, me puse a leer sobre los efectos nocivos para la salud que pueden tener algunos esmaltes de uñas. Decidí compartirlo por acá porque a veces – por no decir siempre – no somos conscientes de lo que nos ponemos en el cuerpo e incluso le ponemos algunos de esos productos a nuestros hij@s.

En un estudio de la Universidad de Duke, realizado en conjunto con el Environmental Working Group, se basaron en los componentes químicos que tienen los esmaltes de uña y qué pueden producir.

¿Sabías que cada vez que nos ponemos esmaltes de uña afectamos nuestras hormonas?

En una muestra de 24 mujeres, donde todas se pintaron las uñas para detectar señales químico-tóxicas en sus cuerpos, los resultados mostraron que el 100% de ellas tenían signos de fosfato de trifenilos (sustancia conocida por dar más flexibilidad y durabilidad a los esmaltes, además de servir de protector anti fuego para los muebles), solo 10 horas después de aplicarse el esmalte de uñas.

Esto podría significar que hasta un 20% de los esmaltes de uñas contienen una sustancia química peligrosa que no se especifica en sus etiquetas como parte de sus componentes.

¿Qué hace el fosfato de trifenilo (o TPHP)? Se sabe que perturba el sistema endócrino de los seres humanos y que controla nuestras hormonas. Hay una creciente evidencia que sugiere que el TPHP puede afectar la regulación de hormonas, el metabolismo, la reproducción y el desarrollo.

El fosfato de trifenilo es conocido por ser:

  • Neurotoxina (tener efectos sobre el desarrollo).
  • Irritante de la piel y alérgeno.
  • Endócrino tóxico.
  • Una toxina reproductiva.

¿Qué más puedes encontrar en un esmalte de uñas?

  • Formaldehído: es un carcinógeno conocido que puede disolverse en el agua y en el aire. La exposición a este producto químico también puede producir síntomas como picazón de garganta, asma y dificultad para respirar. Las personas con enfermedades crónicas son especialmente susceptibles al envenenamiento por formaldehído. Tiene propiedades conservantes y se utiliza como endurecedor en el esmalte.
  • Toluenoes un componente que proviene del petróleo y es el encargado de proporcionar un acabado terciopelado al esmalte. Es altamente peligroso afectando al sistema nervioso y al feto de las embarazadas. También es conocido por impedir el desarrollo en los niños. Además, puede ser irritante para la piel.
  • Ftalato de dibutilo: puede causar efectos inmediatos como náuseas, vómitos, dolores de cabeza o mareos. Además de estar relacionado en mujeres con problemas uterinos y en hombres con el cáncer testicular. Se utiliza como plastificante y se usa para mejorar la durabilidad del esmalte. Está prohibido en la Unión Europea
  • Resina de formaldehído.
  • Parabenos: se usan como conservantes, además de matar baterías. En nuestro cuerpo son tóxicos porque afectan el organismo y el equilibrio hormonal.
  • Alcanfor: en dosis pequeñas puede resultar inofensivo, pero en concentraciones superiores al 11% es altamente venenoso sobre todo si se ingiere (lo que puede ser un peligro para niñ@s).

Hoy las marcas tratan de hacer sus productos sin -algunos de-  esos químicos, y la clasificación que puede haber se llaman: 3, 4 y 5-Free.

  • 3-Free: están libres de formaldehído (formaldehyde), toluenos (toluene) y ftalatos de dibutilo (dibutyl phthalate, DBP).
  • 4-Free: no tiene los componentes de un 3-Free, pero ademas se le suma no tener resina de formaldehído (formaldehyde resin, tosylamide).
  • 5-Free: no tiene todo lo anterior al 3 y 4, pero tampoco tiene Alcanfor.

Desde que supe eso, trato de hacerme mi propio esmalte de uñas, pero la verdad es que dura muy poco. Dado eso, busqué cuáles son las marcas que son veganas y libres de toxinas, y se las dejo acá por si quieren saber cuáles les conviene usar:

  1. Piggy Paint: no testeado en animales, sin perfume, sin tóxicos y amigable con l@s niñ@s. Cuesta 8 dólares, despachan a todo el mundo, pero si vives en EEUU, Alaska o Canadá, te despachan gratis sobre 20US.
  2. Suncoat: esmaltes de uñas naturales, hechos a base de agua, sin perfume, sin tóxicos, libre de químicos y que no necesita producto para poder sacarlo. Tiene una línea especial para niñ@s, y despachan a todo el mundo (gratis sobre 50 dólares). Un esmalte cuesta aproximadamente 11 dólares.
  3. HoneyBee Gardens: veganos, sin crueldad animal, sin GMO, sin tóxicos y en base a agua. Su precio es de 13 dólares.
  4. LVX: son esmaltes veganos y libres de crueldad animal, hechos en EEUU. Bien caro también (18 dólares), pero si andas buscando uno que dure harto y sin componentes tóxicos, este es uno que puedes usar.  Eso sí, solo puede comprarse en EEUU.

Cuál les gusta a ustedes? Cuéntenme 🙂 Espero que esta información les sirva!

También te puede gustar