Todo indica que la empresa sabía y no hizo nada

Johnson & Johnson es una de las empresas más vendidas en el mundo. Y el talco es uno de los productos con mayor éxito en ventas.

Gran conmoción ha causado en el mundo- y de lo que se habla que será una de las polémicas del siglo -, es el caso del gigante Johnson & Johnson y el talco cancerígeno que lleva comercializando hace más de 40 años.

Por estos días, ha sido noticia que la compañía se ha ido a piso en la bolsa, luego de unos documentos que salieron a la luz pública gracias a Reuters.

Según indican los documentos a los que que Reuters tuvo acceso, Johnson & Johnson, sabía desde 1971 que sus talcos para bebés tenían asbesto, una sustancia altamente cancerígena y decidió ocultarlo para poder proteger la marca. ¡Impactante! Y no sólo ocultarlo, sino que además, se habría encargado de pagar estudios especiales para demostrar que el talco era seguro – algo tan común que hacen las empresas hoy -, y contrataron a alguien para que redactara los resultados de los estudios, que luego se presentaban a los organismos reguladores.

Reuters encontró todos esos estudios y pruebas, archivados junto a 11.700 demandas que está enfrentando la compañía, de personas que afirman que su talco les provocó cáncer. Todo esto estaba oculto por orden judicial.

Y una de estas demandas, tuvo la sentencia en julio del año pasado donde Johnson & Johnson tuvo que pagar $4690 millones de dólares a 22 mujeres que aseguraban que su talco les provocó cáncer de ovarios.

Según Johnson & Johnson, todo esto es falso y aseguran hasta el día de hoy que su talco es seguro y no contiene asbesto. Juzgue usted.

 

 

También te puede gustar