¿Hay algo más rico que el ají? ¡No lo creo! Aquí les dejo la receta de esta maravilla para que puedan prepararla en sus casas.

Este fue el primer año que pudimos comer ají aquí en Francia, porque en nuestro último viaje a Chile nos trajimos semillas de ají verde. Cruzamos los dedos y le imploramos a todos los dioses que por favor nos ayudaran a que salieran, y adivinen qué… ¡Salieron! ¡Cuatro maceteros grandes llenos de plantas de ají verde! Y con ellos, por fin pudimos hacer nuestra primera pasta de ají y mostrarle a los franceses este sabor tan especial. Por eso mismo, en esta nota les enseñaremos a hacer la receta de una pasta de ají.

Y ustedes, ¿cómo se comen el ají? Nosotros comemos los ajís verdes Nosotros los comemos de distintas manera: rellenos con queso rockefort a la parrilla, picado con aceite de oliva, en pebre, para acompañar carnes, entre otras, pero creo que nada supera la pasta de ají. Así que… ¡aquí va la receta!

Ingredientes:

  • Ají verde, o amarillo o rojo. Yo usé un poco de verde o rojo. Un kilo (o lo que tengan).
  • 1 pimentón rojo.
  • 400 gr de aceite pepita de uva, o girasol.
  • 200 ml de vinagre de vino blanco o sidra de manzana.
  • Sal.
  • Minipimer.
  • Colador.
  • Frasco de vidrio para envasar.

pasos a seguir:

  1. Primero, corta el tallo a todos los ajís. Déjalos con pepa eso sí, y anda agregándolos a la olla.
  2. Luego, pela los ajos y agrégalos también a la olla.
  3. Al pimentón sácale las pepas, y también se va a la olla.
  4. Agrega el aceite y el vinagre, y pon a hervir todo, revisando constantemente que nada se vaya a quemar.
  5. Cuando se hayan puesto blancos, unos 10-15 minutos después de haber hervido, apaga el fuego, y ahora empiezas con la minipimer a moler todo.
  6. Una vez que todo esté molido, agarra el colador y empieza a colar toda la mezcla. Lo que se queda en el colador no se usa, y lo que se coló es tu nueva pasta de ají. ¡Felicitaciones! ¡Lo lograste!
  7. Ahora… ¡a disfrutar!

Si tienen semillas de ají y quieren plantarlas, no dejen de leer esta nota sobre los pasos para empezar tu huerta familiar.

También te puede gustar