CAMBIO DE VIDA

No todos los viajes tienen que ser para siempre. A veces, un pequeño viaje cambia tu vida y queda entre los mejores recuerdos que podrás tener. Así se le pasó a Coni (@mamaentour), que estuvo 4 meses con su marido y guagua en New York. Aquí va su historia.

Estuviste 4 meses en NY, cuéntanos por qué:

Por el trabajo de mi marido nos mandaron a vivir a Manhattan. Yo aproveché una parte de mi postnatal y el resto del tiempo fue un permiso que me dio mi trabajo, así que armamos las maletas y partimos no más a la aventura.

¿Cuál es la relación que hay entre tú y NY?

Uff desde la primera vez que fui que aluciné con esta ciudad. Es un lugar donde está todo pasando. Es moderna, rápida, con mucha onda, diversidad, cultura, moda, comida de todos lados, etc. He ido muchas veces y nunca deja de sorprenderme. Según la actitud que tengas es cómo la vives, ¡y tiene mil facetas fabulosas!

Los 4 panoramas imperdibles para hacer con niños en NY son:
  • Picnic en cualquiera de los parques preciosos. Mis favoritos son: Madison Square Park y Central Park. Comprar comida en el Eataly o en Wholefoods y pasar el día disfrutando de la naturaleza que es una maravilla.

 

  • Museos: Hay muchos museos súper baby friendly! Mis favoritos son el Moma y el Whitney Museum y con niños más grandes 100% el Museo de Historia Natural y el MET (imperdible el rooftop también con vista a Central Park con los edificios de fondo magnificos).

 

  • Ferry y Brooklyn: Armar un paseo a Brooklyn en ferry es un súper panorama. Puedes ver la vista de Manhattan sobre el agua y llegar al otro lado donde todo es más tranquilo, silencioso y amigable… ¡es un agrado!

 

  • Highline y Chelsea o Gansevoort Market: Pasear por este parque continuo es lo máximo para ir en coche, no hay semáforos ni veredas que subir y es muy lindo. No escojan fin de semana ni días de mucho calor y les va a ir increíble. Terminan el paseo comiendo algo rico en uno de esos mercados.
Algo que nunca deja de sorprenderte de esta ciudad:

La vida que tiene y lo estimulante que es. Siempre llena de gente, con mucho movimiento, mil tiendas abiertas, tantos museos interesantísimos, parques, barrios maravillosos, restaurants de lo que se te ocurra, ¡realmente no hay como aburrirse! 

Un consejo para quienes se quieren aventurar en un viaje con guaguas: 

¡No desesperar! Es una ciudad muy grande donde el ruido y el movimiento pueden parecer demasiado, sientes que en cualquier minuto te come. Además siempre todos van bien apurados y pensando en lo suyo pero en realidad muchas personas son amables, te abren la puerta, te ayudan con el coche, y hay muchos panoramas y cosas para hacer.

Mantener la calma, ir con un coche simple y pequeño en lo posible, manta de picnic para disfrutar los parques, capa de agua y paraguas, y full ganas de pasear y conocer. ¡La actitud es todo! Y lo que necesiten, feliz de poder ayudarlos con consejos y tips de viaje newyorquino.

También te puede gustar
Seguir leyendo

Niños y libros II

Seguimos con las recomendaciones para acompañar a tu hijo en el mundo de los libros e incentivar la…