¿Sueñas con ver las Auroras Boreales en Noruega? Aquí te dejamos los datos para verlas en Tromso, la ciudad del ártico

Recuerdo estar viendo un documental sobre las auroras boreales en National Geographic y pensar “¡algún día tengo que ver eso en vivo!” Es que poder ver los auroras boreales, algo tan físico de la naturaleza pero a la vez, tan misterioso, es un sueño para muchas personas. Y para nosotros, era uno por cumplir. ¡Pero sin niños! Así que… ¡a disfrutar de un viaje solos!

Misteriosamente, este año, se dieron todas las condiciones necesarias para lograr hacer este viaje a Tromso, en el norte de Noruega, uno de los lugares más increíbles y recomendados para ver las auroras boreales. ¡Qué experiencia más increíble! Tan increíble, que sólo podemos compartirla con ustedes y dejar nuestros datos para que quienes quieran ir puedan gozarlo tanto como nosotros.

¿Qué tienes que contemplar al momento de organizar este viaje?

La fecha: si el plan es ver auroras boreales, entonces deben viajar en los meses donde hay altas probabilidades de verlas, que son septiembre, octubre, noviembre, diciembre, enero, febrero, marzo y abril (septiembre, octubre, marzo y abril, son los que tienen mayor probabilidades ya que es cuando está más oscuro en la noche). Nosotros fuimos en octubre y fue ideal: buen clima, noches largas pero todavía con varias horas de luz, comenzando la atracción turística por lo que aún no está lleno de personas – aunque la verdad, por todo lo que vimos y lo que nos contaron, no sé si Noruega alguna vez está tan llena de personas, es realmente un agrado -.

La cantidad de días: viajar hasta Tromso no es un viaje menor en términos de distancia y presupuestos. Ir por pocos días acorta las probabilidades de verlas, pero al mismo tiempo, todo está en la suerte que tengan para poder ver las auroras boreales. Mi recomendación es que vayan por al menos 3 noches, que son 3 oportunidades de ver las auroras boreales en caso de que llueva o esté nublado alguno de los otros días.

Luna: traten de coordinar su fecha para los días en que no haya luna llena. O aférrense a la suerte, tal como lo hicimos nosotros.

Cámara: Si van a cazar auroras, asegúrense de saber cómo usar su cámara en manual o tener un fotógrafo que sepa cómo hacerlo. O van a estar mucho rato tomando fotos que se ven negras!

Suerte: y como decía antes, hay una cosa que sencillamente no se puede organizar, y es la suerte. Es algo que tendrán o no tendrán, y por eso se habla de “cazar auroras boreales”. Y dado que la suerte no se puede controlar, les dejo el dato de lo que sí pueden controlar: el tour para cazar auroras, que dura muchas horas y te llevan incluso a Finlandia si es que te toca lluvia o días nublados. Como les decía antes, la suerte puede que esté de su lado y vean las auroras en su primera noche.

Bajen estas dos App:

  1. Visit Tromso: una guía turística muy completa con las mejores recomendaciones para hacer en su viaje.
  2. Norway Lights: es de Visit Tromso, y aquí podrán saber qué días habrá auroras boreales en qué ciudad.

Tour para ver auroras boreales

Para ver auroras boreales, hay tours para todos los gustos: los baratos, no tan baratos y los caros. Los que te llevan en grandes grupos y otros con un máximo de 6 personas. Unos que te llevan en un crucero nocturno, otros a acampar en la mitad de la nada y otros, como el nuestro, que te llevan en un jeep a cazar auroras. Y como hay todo tipo de tours, y algunos no son tan buenos, nos aseguramos de contratar al mejor. Aquí se lo vamos a recomendar.

Llegamos a Tromo un día martes en la noche, después de más de 6 horas de vuelo entre París – Oslo, y Oslo – Tromso. Durante un mes previo al viaje, estuvimos viendo a cada hora, cómo estaría el clima para nuestros días en la capital del Ártico. Lluvia, nieve, nubes, ese era nuestro pronóstico. ¡No podía ser! Y había un detalle que no habíamos considerado… ¡iba a ver luna llena! Pensamos en postergar el viaje pero los pasajes habían sido comprados sin cambio ni devolución, al igual que el hotel (lo lógico, considerando que con todo subía el presupuesto). Así que nos entregamos a la idea de que en Tromso buscaríamos el mejor tour, invirtiendo ahí todo lo que habíamos ahorrado en otros ítems.

El día miércoles en la mañana, con luz de madrugada, partimos a la oficina de turismo a preguntarle en inglés a la simpática y rubia mujer que nos atendió con una sonrisa:

      • ¿Cuál es el mejor tour, que dure la mayor cantidad de horas, con pocas personas, con un guía fotógrafo, que haga lo imposible para que veamos auroras boreales?

Y ella, con toda la paciencia del mundo, nos explicó todos los tours que habían en un libro turístico. Hasta que de repente… vi la foto de un jeep debajo de las auroras boreales. ¡Ese! ¡Ese era!

Se trata de Greenlander Tromso, una pareja (Markus & Kerttu), cuyo lema era “Estamos comprometidos para que encontrar auroras sea tu sueño realizado” y tenían un historial de más de 1000 noches persiguiendo auroras, con un 98% de éxito. Ellos se dedican a hacer distintos tours por Tromso y sus alrededores, como kayaking en el ártico, y tours privados en auto por los fiordos.

Nuestro tour

Nosotros contratamos el tour para pequeños grupos (máximo 6 personas) con una duración de 8 – 9 horas,  que incluía un jeep, fotografías de regalo, ropa y zapatos térmicos, una sopa, trípode para la cámara y además, te enseñaban a usarla en manual, algo ideal para quienes estamos oxidados en esa área. El precio era de 1550 NOK por persona, algo como 160 euros, que para 2 resultó ser un total de 320 euros. Y debo decir que no nos dolió en lo absoluto…. ¡Era nuestro momento!

Cómo fue ver las auroras boreales

A las 18h nos pasó a buscar Markus al hotel, y partimos junto a un grupo de 3 personas más (uno de ellos ya había hecho el tour dos días antes sin haberlas podido ver bien y fueron hasta Finlandia), a un lugar como a 40 minutos de Tromso, que recomendamos esa después de ver su instagram horas antes y encontrar fotos increíbles. Llegamos y estuvimos abrigándonos por largos minutos. Tan abrigados que el frío ni se sentía. La luna llena estaba detrás de una montaña a la derecha, y a nuestra izquierda, montañas nevadas con un lago congelado, que empezaría a reflejar la luna unos minutos después. Nos instalamos y lo primero que hizo Markus, fue ayudarnos con las cámaras. Instaló los trípodes y luego nos enseñó maniobrar la cámara. Y mientras miraba por el lente, dijo: ¡Aquí ya se ve una!

Miramos, y la luz no era perceptible para el ojo humano, ¡pero en la cámara se veía perfecto! Hasta que de repente empezaron a aparecer muchas, de un color verde intenso, que se reflejaban en el mar congelado. La luz de la luna llena, finalmente, sería un gran aliado para esta noche y poder tomarle fotos al paisaje alrededor en plena noche, con las auroras boreales de fondo.

Un par de horas después Markus hizo un fuego y nos dio una sopa que su señora había hecho. ¡Realmente exquisita! Eso nos hizo entrar en calor porque ya estábamos empezando a sentir el frío. Y de repente… ¡aparecieron las auroras boreales bailando sobre nuestras cabezas! Por aquí – gritaban unos. ¡No! ¡Por allá! – gritaban otros. ¡Estaban por todos lados! Bailaban, se movían, fue algo absolutamente maravilloso que sacó lágrimas en algunos de nosotros.

Así estuvimos durante varias horas, hasta que el cielo se volvió gris, iluminado por una completa luna llena. Markus nos llevó a otro spot pero ya estábamos todos más que satisfechos con la gran aventura y haber cumplido nuestro sueño. Fue una de esas noches memorables que se guardan para siempre.

Así que recomendamos este tour no sólo porque es de los más largos, de grupo pequeño y en un jeep cazando auroras (wow!) sino que además Markus es un excelente guía, muy preocupado de que tengas la mejor experiencia de tu vida. Aquí van los datos:

Markus Varik / Kerttu Tennokene
info@greenlander.com
www.greenlander.no
Facebook: Greenlander Tromso
+47 401 93 055

Para ver más datos y actividades que pueden hacer en Tromso, entren aquí.

Aquí les dejo nuestras fotos, que son de Markus, un magnífico fotógrafo. 

También te puede gustar