¿Conoces todos los atributos del laurel? ¡Aquí te los contamos!

El laurel es muy conocido en la cocina, ya que sus hojas sirven para darle un sabor especial a muchos platos. ¿Pero sabías que también es conocido por sus múltiples usos terapéuticos, cosméticos y en perfumería? De hecho es los productos de hombres, el laurel es de lo más usado.

El laurel tiene distintas propiedades como ser antiséptico, antibiótico y analgésico, y aquí les dejaré todo lo que puedan hacer con su aceite de laurel, además de cómo hacerlo.

El aceite esencial de laurel también puede actuar como un analgésico. En aromaterapia se utiliza para aliviar el dolor muscular o articular y la neuralgia. También puede ser utilizado como aceite de masaje o añadido al agua de baño para inducir un efecto relajante.

Masajes:
El laurel es un gran relajarte muscular, ya que es vasoconstrictor, además de regular la circulación sanguínea. Se pueden hacer masajes con él cuando tenemos dolor de cuello o en los hombros o usarlo para dolores de articulaciones o para la neuralgia.

Piel:
El aceite de laurel tiene vitaminas y antioxidantes que son perfectos para el cuidado de la piel. También reduce la aparición de manchas y promueve una tez clara. También funciona como un tonificador de la piel, puede ayudar a la piel después del afeitado y a tratar el acné.

Resfríos:
Otro uso, es ponerse un poco de aceite en el pecho cuando se está resfriado. Al tener muchas propiedades antibióticas, te ayudará a disminuir el crecimiento de bacterias, hongos y microbios.

Pelo:
Puedes usarlo contra la pérdida del cabello, para tratar la caspa y para los cuero cabelludo graso.

Repelente de insectos y eficaz en las polillas:
Las hojas de laurel son capaces de ahuyentar pulgones, gorgojos, hormigas, moscas, mosquitos o cucarachas. Lo que puedes hacer es poner hojas donde encuentres insectos e incluso poner adentro e tu clóset para que no tengas polillas.

¿Cómo hacer tu propio aceite de laurel?

Necesitarás:

  • Hojas de laurel secas (de las hojas de laurel que se usa para la cocina).
  • Un envase de vidrio con cierre hermético, bien limpio.
  • Aceite de oliva (o el que prefieras)
  • Paciencia porque para que se haga necesitas 40 días.

 

Pasos a seguir:

  • Troza las hojas de laurel y anda metiéndolas en el envase de vidrio hasta que lleguen a la mitad.
  • Luego rellena con aceite hasta que el envase esté lleno.
  • Dejarlo en un lugar seco y sin luz, durante 40 días.
  • Muévelo todos los días para que los componentes se vayan pasando al aceite.

¡Y listo! Puedes usar este aceite para masajes, hacer jabones, pomadas, cremas, en tu comida y tanto más!

 

También te puede gustar