Quiero tomarme unos segundos para dedicarle unas palabras a mi marido y a todos los hombres de este mundo, que se tomaron el amor en serio. Tan en serio como una extensión de ellos. Un amor tan puro y gradual, no sólo hacia su pareja, sino que a los hijos de esa pareja, convirtiéndose en padrastros maravillosos.

Si bien la palabra “padrastro” no suena nada de bien, y tenemos en nuestro disco duro el concepto de alguien malvado, siento que es hora de que le cambiemos el significado porque un padrastro es hoy un hombre con paciencia, entrega, responsabilidad, continuidad, respeto, pero por sobre todo, mucho, mucho amor. Así al menos son los que yo conozco y a quienes quería dedicarles estas palabras.

En mi caso, que fui mamá sola, pienso que tuve mucha suerte en no tener contacto con ese hombre “biológico”. Cuando mi marido, mira a mi -nuestra – hija con sus ojos llenos, pero llenos de amor, le agradezco a la vida haber tenido la suerte que tengo y un hombre como él al lado, que se tomó muy en serio este papel y se ha convertido en el mejor papá del mundo.

A veces me trato de poner en su lugar y no, no es nada fácil: imagínense por unos segundos, tener una vida de soltero, dedicarse exclusivamente a uno y de repente, conoces a alguien, te enamoras, se enamoran de ti y no sólo llegas a la vida de una persona, sino que a la vida de dos. Y dos como nosotras – mi hija Emma y yo- que somos cosa seria, y por eso… ¡muchas gracias Pierre!

Gracias por estar ahí siempre y por enseñarnos el valor de formar una familia, aunque lo hayamos hecho de manera un poco desordenada y saltándonos algunos pasos. Pero al final, nadie dice que hay una fórmula exacta para querer y para estar unidos. Gracias por darme sanidad mental, un corazón bien lleno, ayuda en todos los ámbitos de mi vida, una crianza magnífica para nuestras hijas.

Quiero darle el doble de gracias y honores, a todos los hombres que tienen que tener el doble de paciencia y lidiar con el padre biológico. No puedo imaginarme lo complicado que debe ser eso, especialmente si la madre no tiene una buena relación con él.

Y a todos los hombres que se han convertido en padrastros por sorpresas de la vida, gracias. ¡Gracias! Gracias porque le han dado la oportunidad a esos niños que llegaron de manera misteriosa y bajo el apego de una madre, de saber lo que es un papá, un papá exclusivo. Un hombre entregado a todo. Un papá que te quiere y un papá que está en todas.

¡Gracias a todos ustedes que nos hacen mejores compañeras y personas!

7 comentarios
  1. Me encanta tu historia, me gustaría algún día poder contar una parecida, yo también me uno a esas felicitaciones a todos los bueno hombres que llegan a complementar a Mamás, también viceversa, Mujeres valientes y amorosas que complementan una familia monoparental.

  2. Yo también tengo mi pierre y soy mamá soltera, mi viejo llegó a mi vida y a la de mi hermano cuando yo tenía 2 años y el 7 años y creo que él se ha ganado el cielo con respecto al ser mi papá. Soy una mina afortunada de poder llamarlo a él papito, de poder decirle que lo amo con todo mi corazón y que estoy orgullosisima de su rol en mi vida, sin haber tenido su ejemplo, su amor, su compañía, su dedicación, su paciencia, su sabiduría otro gallo cantaría en mi vida, estoy orgullosisima de que sea el abuelito de mi Amanda que sin duda al mirarlos conversar (tiene 8 meses) se nota que son muy buenos amigos y que son cómplices y se aman.
    Querría cambiar un montón de cosas de mi vida, pero sin duda nunca cambiaría a mi familia.
    Y felicidades Javi, porque encontraste al macho que toda mujer quiere… Eres una mujer muy afortunada.

  3. Bueno yo tengo mi propio Pierre y se llama Pedro. Me conoció cuando yo tenia 7 años y hoy tengo 38. Es mi padre no hay otro como el , le amo y sin el mi infancia no seria la misma. Soy una agradecida de la vida de saber que tuve el mejor papa del mundo por que lo tuve a el. La palabra padrastro es fea por que suena dura y tosca pero cuando se tiene un Pedro o un Pierre en la vida se transforma a papá altiro <3
    un beso desde Paris mi Javier hermosa.

    1. Me encantó la historia, no la conocía! Grande Pedro!

      Otro beso para ti mi Fran hermosa!!! Desde Chili! jajaja

Los comentarios están cerrados.

También te puede gustar