Como a acompañar a tu hijo durante sus primeros años de colegio.

Hace poco, Javi me dijo que ya que fue profe, sería bueno que publicáramos un post que pueda ayudar a todos los papás que nos siguen y que encuentran dificultades con sus los estudios de sus hijos en el colegio.

La verdad es que no existe una fórmula mágica que haga que un niño se vuelva trabajador y buen alumno. Al contrario, todo el desafío del profesor es adaptarse a la personalidad de sus alumnos y respetarla. Por lo tanto, no encontrarán aquí un camino a seguir paso a paso, sino más bien un cómo acompañar a sus hijos en sus aprendizajes. Este post va más bien dedicado a los papás que tienen hijos entrando en Básica, ya que yo mismo fui profesor de primero básico, segundo y ahora cuarto básico. Aún así, estos consejos que les daré son aplicables hasta la universidad.

En primero básico un alumno aprende a ser un alumno. De repente tiene que estar sentado en su mesa, cuidar sus cuadernos y ser responsable de su material. Estas primeras semanas son complejas porque los alumnos tienen que aprender a estructurar su día a día en la sala de clase. Se les caen los estuches al suelo, se les pierde el material, se les olvidan los cuadernos en la casa o los pierden… Y como en todos los aprendizajes, los padres tienen un papel fundamental que desempeñar en la casa. Si ustedes estructuran su espacio de estudio en su hogar, tendrán medio partido ganado.

Entonces… ¿qué necesitan?

1. Espacio para el estudio:

Un alumno debe tener un espacio dedicado al estudio en su pieza. Una mesa que le recuerde la clase y una silla de su altura. Es muy importante que sus pies toquen el suelo para adquirir una buena postura ya que le ayudará mucho a lo hora de escribir bien y concentrarse. Ese espacio debe ser muy visual, sobre todo para los que todavía no leen. Si su hijo tiene un “deficit” de atencion pueden probar ponerle un cojin incomodo, con piedrecitas a dentro por ejemplo. Esto le solicitará repocisionarse constantemente lo que le ayudará a concentrarse mas tiempo, ¡parece contradictorio pero funciona!

2. Afiche recordando qué materiales necesitarán:

En primero básico, ayudarán mucho a sus hijos haciendo con él un afiche que recapitule el material y los cuadernos que necesita cada día en su mochila. Por una parte, colocarán imágenes de sus útiles y al lado el nombre escrito. En otra afiche, al lado, las imágenes de sus cuadernos y escrito las asignaturas que les corresponde. Es muy importante que lo hagan con él para que sepa qué son y para qué sirvan. De otra manera será como otro poster de Harry Potter que tiene en su pieza.

A medidas de que vaya avanzado en su escolaridad,  el contenido de estos afiches evolucionará (verbos conjugados, fórmulas matématicas etc …).

3. Revisar su estuche:

Las primeras semanas tendrán que revisar juntos cada tarde/noche el material que tiene en su estuche, hagan que lo nombra y lo identifique en el afiche. Lo mismo con los cuadernos y libros que necesita. Exíjanle que sus escritorios estén siempre ordenados. Este esfuerzo se traducirá en clase como un alumno que será capaz de dominar su espacio, su mesa y su mochila. Sabrán qué tienen exactamente en su estuche y no esparcirán todo su material en la mesa. Después de unas semanas, habrán logrado el premio más grande para un alumno, que adquiera autonomía.

Los invito a dejar en los comentarios, sus dudas, preguntas y los distinto temas que les gustaría que tocara en los próximos post.

No olviden que el aprendizaje, es un camino personal que le incumbe al alumno. Nosotros, padres y profesores, solo podemos tratar de ser los mejores acompañantes posibles.
También te puede gustar
Seguir leyendo

Idiosincrasia

De niño, recuerdo a mi papá hablarme de aquellas famosas arañas chiquititas que de una sola picadura podían…