¡Una receta exquisita!

Esta es una receta que me encanta hacer en la casa, porque es rica y llena de sabor. A veces las comemos como acompañamiento, a veces solas con salsas de yogurt. Como sea, nos encantan y se las recomiendo demasiado. Me costó mucho tiempo encontrar ideas para cocinar patate douce porque no sabía que su traducción era camote (Chile) o batata (en España) y no patata dulce (en Francia es Patate douce), dah! Pero por fin, misterio resuelto!

¿Qué necesitan?

  • 2 camotes grandes (eso hacemos para los 4, que somos 2 adultos y 2 niñas. Tampoco me caben mucho más en la bandeja).
  • Aliños. A mí me gusta ponerle curry, cúrcuma, merkén (hago una parte especial para los grandes).
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 1 cucharada de maicena.
  • Sal a gusto.
  • Salsas a gusto. Nosotros hacemos de yogurt con ciboulette/sal/aceite de oliva y yogurt con pepino/sal/aceite de oliva.

 

¿Cómo hacerlas?

1. Pela los camotes y córtalos como papas fritas.

2. Mételos en un bowl con agua hasta el tope, y déjalos ahí una hora. Así podrás sacarle todo el almidón. Hay gente que encuentra que esto es una exageración, pero desde que vi que el agua sale blanca y que eso era puro almidón (glucosa) prefiero sacarlo.

3. Saca el camote del agua y las pones en toalla absorbente (toalla nova) para que se absorba el agua que queda. Déjalo un ratito, 5 minutos.

4. Vuelve a poner el camote al bowl (sin agua) y ahora llegó el momento de poner los aliños que quieras. Aquí es donde yo pongo curry, cúrcuma, aceite de oliva y la maicena. Agarra con las manos y mezcla hasta que todo quede homogéneo. No pongas sal en esta etapa, eso se pone al final.

5. Después las pones en una bandeja, que tiene que tener papel mantequilla para que no se peguen (o aceite). Ponlas separadas para que no se peguen entre ellas. Las dejas en el horno unos 25 minutos a 180 grados (depende del horno así que anda mirando para que no se quemen).

6. Las sacas, las pones la sal y a comer!!

 

También te puede gustar