Nuestro cuerpo cambia…. ¿importa tanto?

Puedo decir que mis embarazos han sido muy malos. Muy, pero muy malos. Con ambos vomité todos los días durante 8 meses y 2 semanas, además de todo el parto – ambas veces -. Según mi doctor, era la primera vez que le pasaba algo así.

Pero bueno, la naturaleza es sabia y me dio una cosa por otra: como me sentía mal subí sólo 8 kilos durante el embarazo, porque no podía comer mucho, y a pesar de que me salieron algunas estrías, no fueron casi nada. Igual me cuidé harto para evitarlas, con mucho aceite en las mañanas, tardes y noches. Lo que sí me pasó y que quedó para siempre, fueron las manchas en mi cara. Por suerte soy pecosa y el melasma ni se nota, y la verdad es que aunque se notara, no me lo sacaría porque son muestras de que algo me pasó. Algo tan lindo como un embarazo. Y es real. Tan real como la maternidad.

Mi guata hoy es más se suelta (por no decir… una jaleilla), me cambiaron las pechugas (antes te trotaba en toples, hoy me muero!), las manchas en mi cara, entre otras cosas, y todo al final me lleva a recordar que es parte de mi vida con mis hijas.

Y a raíz de todo esto que les cuento, tan íntimo, ¿no?, es que quería mostrarles el trabajo de Jade Beall, una fotógrafa que decidió hacer un libro lleno de fotos de mujeres embarazadas y de mujeres que ya pasaron por el proceso. Quedan en evidencia los cambios, pero no por eso, menos belleza! El libro se llama A Beautiful Body: Book Project by Jade Beall, quien celebra el cuerpo real de las mamás.

7 comentarios
  1. Como mamás se nos exige volver a ser como éramos antes, y los estándares que bombardean por todos lados te alaban si es que “quedas igual” a como estabas antes… así también siento que es absurdo pretender que, tras dar vida, al llevar con nosotras a nuestros hijos las cosas no cambien en lo absoluto. Es difícil acostumbrarse a lo nuevo, a las marcas, pero no por eso dejaría de embarazarme nuevamente o cambiaría lo maravilloso que es ser mamá. Cada cambio lo vale, derribemos mitos 🙂

  2. Ayyy pucha!!!
    Yo respeto muchisimo a las mamás y admiro con una real belleza a las mujeres embarazadas….
    Pero yo hice TODO para no quedar con marcas en mi cuerpo…
    Y ese TODO funciono porque no tengo estrias ni la guata mas suelta ni manchas…
    Mis pechugas no mas… Que dejan en evidencia los dies meses de lactancia….
    De todas maneras lo mio tiene un toque de inseguridad… Pero lo que menos quise fue quedar cn marcas….
    Admiro de corazon a todas aquellas que con garra las llevan a cuesta…

  3. MARAVILLOSO… VER LA REALIDAD DE LAS MAMITAS QUE TANTO SUFREN DESPUES POR COMO QUEDAN LAS HUELLAS EN SUS CUERPOS… NO ES NADA MAS QUE UNA MARCA DE AMOR¡¡¡¡
    YO DIGNA CON MI GUATITA POST EMBARAZO…
    UN ABRAZO A TYODAS LAS MAMITA

Los comentarios están cerrados.

También te puede gustar
Seguir leyendo

Idiosincrasia

De niño, recuerdo a mi papá hablarme de aquellas famosas arañas chiquititas que de una sola picadura podían…