Le Gateau aux Yaourts

Un rico queque para cocinar con niños y niñas

Para cualquier padre o madre la cocina es lugar de infarto. Cuchillos afilados, ollas de agua hirviendo, fogones quemando, aceite caliente salpicando, entre un montón de etcéteras. Cuando cocino, siempre les pido a mis hijas que mantengan una distancia de seguridad. Sin embargo, no es la unica forma de minimizar los riesgos de accidentes “domésticos”. Creo que lo mejor de todo, es involucrarlos y eso es lo realmente difícil.

Lo que sé de cocinar, me lo enseñó casi todo, mi madre. Por eso busqué en mi memoria cuáles eran los platos que yo preparaba cuando era niño: crêpes, torta de chocolate, flanes, etc. Pero todos me parecían demasiado complejos para hacerlos con la menor de mis hijas, que es un tanto revoltosa ¡Hasta que me acorde del “gateau aux yaourt”, un gran clásico!

En verdad requiere un solo yogurt y su nombre es porque se usan los potes como medidas (vayan guardando los vacíos desde ya). Para esta receta, no se calcula en ml/grs, sino que en potes y esto es lo que queremos, algo simple de realizar, para que cualquiera pueda prepararlo.

Ingredientes en potes de yogurt:
  • 1 yogurt natural o de sabores (se notará levemente el sabor)
  • 1 de azúcar
  • 3 de harina
  • ½ de aceite
  • 1 sobre de azúcar de vainilla
  • ½ sobre de levadura química (muy importante!)
  • 3 huevos
Elaboración:

Según la edad de sus hijos y su destreza, podrán hacerlo todo, una parte o simplemente harán de batidoras.

Con mis hijas, la grande me ayuda a preparar los ingredientes. Llena los potes de harina, de azúcar, de aceite y elige el sabor del yogurt. Una vez todos los ingredientes listos, nos juntamos en la mesa con su hermanita. Cada una con su pocillo y su delantal, un tenedor en la mano, esperando a que les vayan poniendo los ingredientes.

  1. Primero echamos el yogurt y los azucares (blanco y de vainilla). Durante esta etapa es importante enseñarles a remover con rapidez pero sutileza, para que no rebalsen todos los ingredientes.
  2. Luego, se añaden los huevos. A mi hija más chica, le paso sólo 1 huevo en su bowl, para que no se le sea demasiado difícil (sobre todo después una vez se añade la harina)
  3. A continuación, echamos los potes de harina. Seguramente será la parte más delicada, ya que los niños son imanes a harina y suelen esparcirla por todas partes. Además, la harina solidifica la mezcla, por lo que el batido se volverá un poco más difícil. Nuevamente a mi hija menor, solo le echo un pote de los 3.
  4. Finalmente, les quedará añadir el aceite. Es recomendable que las batidoras humanas disminuyan las revoluciones para evitar derramar la masa ya casi terminada.
  5. Solo les queda poner la levadura y tendrán 95% del queque terminado.

Durante el proceso, no duden en ayudar a sus pupilos, repasando sus mezclas con un batidor y una mano mas experta.

Mientras tanto calentaron el horno a 180ºC y solo faltará mantequillar el molde. Lo pueden hacer ustedes mismos ya que uno queda con las manos todas sucias. Aún así, a los niños les encanta hacerlo y tampoco tiene dificultad alguna.

Junten las mezclas en un pocillo mayor, batan una última vez y vacíenlo en el molde.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura deseada, coloquen el queque y déjenlo cocer durante 35 minutos. Déjenlo enfriar y solo algunas horas después podrán disfrutar del exquisito plato preparado por sus hijos.

Recomendado:

Es ideal para la colación o el desayuno. Se puede comer con marmelada o chocolate de untar.

Variedades:

Se puede cambiar el sabor del queque según el yogurt (a mí me gusta el de damasco, piña y limón). También pueden añadirle cacao a una parte de la mezcla y hacer un queque bicolor.


Algunas fotos que nos mandan haciendo esta rica receta:

Karen Matteo <3

También te puede gustar
Seguir leyendo

La Quiche Lorraine

La Quiche Lorraine Existen todo tipos de cocinas, la compleja que necesita mucha preparación, la simple que necesita…