Con mi recién estrenada paternidad me ha surgido una pregunta que imagino que todos los padres y madres se hacen: “¿lo estaré haciendo bien?” No creo que haya una respuesta, ni resultados comparables, sino niños, adolescentes que tampoco podrán responder a esta pregunta de una forma objetiva. Aún así, existe el sentido, tomar las decisiones que creamos correctas y que tengan significado. Ser coherentes, en alguna medida, es lo único que tenemos. Y si después cambiamos y nos damos cuenta de que no era lo mejor que podíamos hacer, no importa, por lo menos nos hemos dado cuenta y podemos intentar cambiar.

Todo esto es muy abstracto, y sé que me estoy yendo del tema del que generalmente escribo. Pero es para hacerles una recomendación, para incitar una reflexión necesaria. Hablemos de educación, algo concreto: colegios, métodos, currículum, cantidad de alumnos, salas de clases, profesores. Clases de idiomas, deportes, colegios católicos, progresistas, laicos y experimentales. ¿Ya han pensando en una opción? ¿Saben cómo quieren educar a sus hijos?

El documental “La educación prohibida” revisa el sistema educativo actual desde la perspectiva de la educación libre, y propone nuevas miradas de lo que llamamos enseñar. Si lo que han visto a su alrededor en cuanto a oferta educativa no los convence, ésta es una buena opción para informarse de sistemas alternativos, donde a los niños no se les hace aprender un montón de contenidos para después repetirlos en una prueba. En estos espacios se busca acompañar al niño en la búsqueda de lo que él o ella realmente viene a aprender, darles las herramientas necesarias para que puedan gestionar su propio aprendizaje y para que sepan escucharse, y que así finalmente sepan escoger qué es lo que quieren hacer con su vida. Se los recomiendo.

Aquí pueden ver la película:

Iván Barreto.

También te puede gustar