Apreta Step para darle mas emocion …

¿Te acuerdas hace ya casi dos años cuando nos conocimos? Yo iba vestido con mi chaqueta de cuero y tu con traje azul. Venía con mi primo a un carrete de gente desconocida. De esta casa recuerdo el patio con las luces y unas sillas de plástico verde oscuro. Un círculo de gente que hablaba y yo ahí, sin todavía entender con claridad qué era lo que estaba sucediendo. Entre esta muchedumbre te destacabas tú, no sólo por ser de las pocas personas sobrias que había en aquel carrete sino también porque noté en tus ojos una luz especial.

Te acercaste y empezamos hablar, “puras “weas”” si recuerdo bien, pero el momento era agradable y no paramos en un buen rato. De repente mi primo me pidió preparar unos tragos y nos separamos.

Yo, todavía inseguro, aproveché el momento para mandarme auto señales, tipo Amelie Poulin, y pensé  “si se vuelve acercar a mi, para conversar, algo pasará con esta chiquilla”. Y… te acercaste de nuevo. (Ahora después de dos años entiendo el tremendo esfuerzo que fue para ti y no puedo estar mas agradecido de que lo hayas hecho.) Entonces pensé que sí te interesaba, sin embargo llego nuestro amigo Moyita, y ya sabes … me empezó a hablar que eras aquella “mejor mama del mundo”. Obvio: me asusté porque hasta el momento no me habías dicho que eras mamá. Pero no dejaba de pensar en que me gustaba la idea de que “una mujer” me coqueteara.

El mayor susto fue cuando me di cuenta que la ex de mi primo se llamaba Javiera, como tú, y que que era mamá, como tú … Ahí sí que metía la pata, no podía pasar nada con la ex de mi primo, ¡territorio prohibido! Pero aprovechando el ritmo loco de aquel grupo de amigos que cambian 4 veces de carrete en la noche, hablé con mi primo y averigué que no, no eras aquella Javiera…

Luego de eso, pasaron horas. Recuerdo una experiencia psicodélica con mi primo y unas pocas horas de sueño. A la mañana siguiente me levanté con dolor de cabeza y con ganas de ver si me habías agregado a Facebook… ya que antes de despedirte la noche anterior, te habías ofrecido para pasearme por Santiago. Obvio que en el departamento de mi primo, donde desperté, no había internet (cuenta sin pagar creo…) entonces tuve que armarme de paciencia para poder conectarme y ver qué pasaba.

Finalmente, te terminé agregando yo. Y después, resultó todo lo que resultó, el coqueteo de los primeros días, las primeras citas, los altos y los bajos, las curvas desenfrenadas y las rectas interminables que nos llevaron hasta hoy, hasta este momento en el que te pido lo que todo hombre espera pedir en su vida, cuando por fin se encuentra con el amor de su vida.

Fuiste mi guía en Santiago, el apoyo más grande en mi existencia, eres el amor que hace latir mi corazón en cada instante, la madre de mis hijos, el calor de mis sueños, la melodía que encanta mis mañanas y al día de hoy, sólo que me queda por saber una cosa. Podría habértelo pedido de mil maneras, con miles de artífices, pero no encontré mejor lugar ni mejor forma que este sitio, creado por ti y donde quedara para siempre plasmado en la realidad inmaterial de la red …

 ¿Javiera Francisca Belmar Arancibia quieres ser, para el resto de tu vida, mi esposa?

13 comentarios
  1. Que emoción!!! me cayeron mis lagrimitas, les deseo de todo corazón lo mejor para su amor
    y para la hermosa familia que tienen!!! besitoss!

  2. Que emocionante!! No. Los conozco para nada pero igualmente desearlea toda la felixidad del mundo y muchooo amor! Que lindo! <3

  3. Jajajaajaja Felicidades!!! y sí, así son los franceses jajajaja 😉 Me lo advirtieron también a mi hace 12 años atrás.
    Luc, Luquitas y yo les mandamos muchos cariños y felicidades.

  4. Que hermoso… el amor no está conmigo, pero la emoción que me dio leer esto, me hace creer aun más, en que el amor existe y es lo mas maravilloso del mundo. Felicidades!

  5. Me puse a llorar pal gato, me imagino tú cómo debes sentirte. ¡Felicidad máxima para ustedes! No los conozco pero les deseo lo mejor

Los comentarios están cerrados.

También te puede gustar