Si hay algo que ha comenzado a florecer durante el último año, son los huertos. Y es que plantar tu propia comida, aprender de los ciclos de la tierra, gozar de la jardinería y cuidar que tus productos estén libres de químicos, es sin duda atractivo para quienes están dejándose llevar por los nuevos ritmos de vida.

Pero no debemos olvidar en este proceso, que las plantas tiene requisitos de nutrientes y que cuando se ponen dos especies relativamente cerca, interactúan entre ellas y con el entorno que las rodea. Esto quiere decir, que si tienes dos plantas cerca, y ambas necesitan el mismo nutriente, estarás haciendo que luchen por obtener el mismo recurso, lo que trae como consecuencia que ni una prospere y que la producción de tu huerta se vea afectada.

Del mismo modo, también se pueden usar ciertas plantas para atraer insectos polinizadores y a la vez, usar plantas para proteger tú huerta manteniendo alejados a los insectos que no queremos, o plagas. Todo esto se conoce como permacultura, que es la filosofía de trabajar con, y no en contra de la naturaleza.

Es por esta razón que para tener una huerta sea productiva y poder trabajar bajo la permacultura, hay que conocer un poco sobre estos nutrientes y qué plantas van mejor una con otra.

Permacultura es la filosofía de trabajar con, y no en contra de la naturaleza.

Bill Mollison

Aquí les dejaremos algunos consejos:

  • Tomates: es beneficioso plantarlos cerca de zanahorias, perejil, repollo, puerro, espinaca, cebolla y albahaca. Hay que evitar plantarlos cercas de la betarraga, hinojo, repollo morado y arvejas.
  • Zapallos italianos y calabazas: es beneficioso plantarlos cerca de chalotas, cebollas, porotos y arvejas. Hay que evitar plantarlos cerca de los pepinos.
  • Frutillas: es beneficioso plantarlas cerca del ajo, lechuga, chalota, cebolla, salvia, perejil y puerro. Hay que evitar plantarla cerca de los repollos, bruselas y coliflor.
  • Zanahorias: es beneficioso plantarlas cerca del romero, ajo, arvejas, eneldo, puerro, escarola, rábano, porotos, lechuga, tomate, cebolla y cebollines. Hay que evitar plantarlas cerca de las betarragas y la menta.
  • Lechuga: es beneficioso plantarla cerca de: eneldo, porotos, betarraga, arvejas, pepino, rábano, repollo, tomate y espinaca. Hay que evitar plantarlas cerca del perejil y la flor de girasol.
  • Plantas polinizadoras: hay ciertas plantas que atraerán insectos polinizadores, que te ayudarán a que tu huerta tenga mucha producción. Estas plantas se pueden poner alrededor de tu huerta. Algunas de ellas son la lavanda, el anis, salvia, caléndula, tomillo, borraja y las dalias.
  • Plantas protectoras: también hay plantas que te ayudarán a mantener las plagas lejos de tu huerta. Estas son los tagetes (claveles de la india), que espantan a los pulgones, a la mosca blanca y gusanos; menta, caléndula, que como ya vieron un poco más arriba, también es polinizadora por lo que es excelente en las huertas; romero (que es ideal plantarlo cerca de la zanahoria) y la salvia, que aleja a las babosas y otros insectos.

Esta es una pequeña base para ayudarlos a organizar sus huertas. Por eso es importante tener un plan de trabajo: primero hay que considerar el tamaño que tienen disponible para hacer su huerta, y sobre ese tamaño, hacer un diseño para organizar previamente todo. Luego comenzar el trabajo y darle vida a una huerta productiva.

Pueden ir leyendo más sobre huertas, en estas notas que hemos creado para ustedes: cómo hacer tu compostera, bases para lanzarse en una huerta familiar y consejos para crear tu propio huerto.

¡Mucha suerte en su producción!

También te puede gustar