El café es maravilloso. Tiene tantos posibles usos, ¡que llega a ser increíble! Aquí les dejo algunos múltiples usos que pueden darle en su rostro, pelo, casa, piernas, jardín y más.

¡Qué delicia es tomarse un café rico! Tomar el café puede ser todo un arte, aunque hoy existe un gran problema en torno a él, que son las cápsulas de café y los residuos que se generan en todo el mundo. Por eso la recomendación es volver a la cafetera tradicional, que no contamina y permite que le podamos dar múltiples usos a los granos molidos.

10 maneras de usar el café

1. Para desinflamar el área de los ojos

El café es una gran ayuda para eliminar las bolsas debajo de los ojos, o la inflamación de esa área. ¿Por qué? Porque la cafeína es ideal para revitalizar la microcirculación de la sangre, logrando que haya circulación, descongestionando la zona. ¿Cómo se hace? Pon un poco de café molido con manzanilla, o aceite de oliva o de coco. Luego aplica en la zona y déjalo reposar durante 15 minutos.

2. Como exfoliante de cara y cuerpo

¿Sabías que el café mejora la circulación sanguínea, ayuda a eliminar el exceso de líquido, saca células muertas y estimula la regeneración de nuevas, entre un montón de cosas que solo le hacen bien a tu piel? Llevo usándolo varios años y mientras más lo uso, más me gusta. Hacer tu propio exfoliante es muy fácil, solo sigue estos pasos.

3. Como exfoliante para el cabello

También se puede usar el café para exfoliar el cabello, ¡lo deja maravilloso! Lo revitaliza, dejándolo suave y brillante. Además, desintoxica el cuero cabelludo, reduce la caída capilar y previene la caspa. Solo debes mezclar un poco de café molido con aceite de oliva, palta, ricino o jojoba, ponerlo en tu cuero cabelludo y luego masajearlo.

4. Como abono para las plantas

¿Sabías que el café es un gran abono para algunas plantas? Aporta nutrientes y minerales que ayudan en el crecimiento y desarrollo, como nitrógeno, fósforo y potasio. En esta nota podrán ver a qué plantas les gusta, y a las que no.

5. Para combatir la celulitis

La cafeína reactiva la circulación sanguínea, ayudando a reducir la retención de líquido y así, la formación de depósitos de grasa. Crea una pasta de media taza de café molido con dos cucharadas aceite de oliva, y póntela en las piernas en la ducha. Luego masajea circularmente, y enjuaga.

6. Para aliviar el cansancio e inflamación de los pies

Si tienes la sensación de cansancio, y los pies inflamados, prueba remojar tus pies en un recipiente con 3/4 de taza de café con agua tibia, y agrega 10 gotas de aceite esencial de jengibre, ciprés o lavanda. Deja tus pies remojando entre 15 y 30 minutos.

6. Como mascarilla para la cara

La cafeína ayuda a eliminar las toxinas y grasas de la piel, dejándola suave y tersa. Para hacer tu mascarilla necesitarás preparar una pasta espesa de café molido con un poco de agua (debe tener más café que agua). Puedes agregar 1 cucharada de aceite de oliva si lo deseas, o miel. Pasa la pasta por tu cara, evitando el contacto con los ojos. Luego masajea haciendo movimientos circulares, y espera 15 minutos. Enjuaga con agua tibia.

7. Exfoliante de labios

Mezcla café molido con aceite de oliva y miel, hasta crear una pasta. Luego pásala suavamente por los labios (no debe doler), y hazte masajes. Enjuaga con agua tibia.

8. Para sacar los malos olores del refrigerador 

Pon café molido en un pote, y mételo en el refrigerador. Te ayudará a quitar los malos olores. eso sí, recuerda cambiarlo cada dos semanas. El limón y bicarbonato también funcionan para sacar malos olores.

9. Desengrasar la cocina

El café tiene un gran poder desengrasante, por lo que puedes usar el café molido para lavar esas manchas de grasa difíciles. Mezcla café con agua tibia, y usa la mezcla con una esponja para lavar los platos o encimera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar