¿Sabes que puedes usar el café como exfoliante? ¡Es realmente exquisito y deja la piel suave y radiante.

Este es uno de mis productos naturales favoritos, porque es muy fácil de hacer, es una manera de reciclar el café con un poco de aceite de oliva, que deja tu piel piel maravillosa y suave. Así sigo en mi cruzada de reutilizar, de no usar productos con ingredientes tóxicos, y dejar de comprar plásticos de un solo uso.

¿Sabías que el café mejora la circulación sanguínea, ayuda a eliminar el exceso de líquido, saca células muertas y estimula la regeneración de nuevas, entre un montón de cosas que solo le hacen bien a tu piel? ¡Llegó el momento de usarlo!

Y el aceite de oliva tiene un gran aporte de vitaminas, lo que ayuda a recuperar la piel dañada ya que repara los tejidos de la piel.

Aquí les dejo la receta para que puedan hacerlo en sus casas

Ingredientes y materiles:

  • Un envase pequeño.
  • Café. Debe ser café molido, no soluble, y usas el café que queda en la cafetera después de tomarlo. Aquí en la casa nosotros tomamos café en la cafetera Bodum, y lo que queda, es lo que uso.
  • Aceite de oliva. Un par de cucharadas, dependiendo de cuánto quieras hacer (opcional). Si prefieres, puedes usar miel.

PASOS A SEGUIR:

  1. Saca el café de la cafetera, y exprímelo lo más posible. Tiene que quedar lo más seco que pueda quedar.
  2. Mete el café en tu envase y agrega 1 cucharada de aceite de oliva por cada 2 de café. Si prefieres, la primera vez que lo hagas, no lo uses con aceite de oliva, y le pones para la segunda vez. Así puedes comparar cuál te gusta más y cuál queda mejor en tu piel. ¡Y listo!

MODO DE USO:

  • Úsalo en la ducha. Saca un poco del café y empieza a frotarlo suavemente en tu cara y cuerpo.
  • Enjuaga bien.
  • Para pieles mixtas o grasosas, se puede usar 2-3 veces a la semana, y para pieles secas, 1 vez cada 15 días.
  • Hay un único “pero” en esta receta, y es que bueno, es café en la ducha: luego hay que limpiar. Pero lo vale 100%.
  • Guárdalo en un lugar seco.
  • Y un consejo: usa poco café a la vez. Como está húmedo y es materia orgánica, después de unos días puede salirle hongos. Pero no te preocupes que si es el caso, los verás, y sencillamente, no lo usas y preparas otro. La idea es que hagas, y lo uses ese mismo día o al siguiente.
  • También puedes usar el café que te sobra como abono en tus plantas. Aquí puedes leer cómo.

Si lo hacen… ¡porfa cuéntenme! Pueden subir su foto a stories y etiquetarme (@iamcanguro) así lo veo, me emociono y lo comparto.

Exfoliante de café

También te puede gustar