¿Sabes que podías usar el café como exfoliante? 

Llevo varios meses sin comprarme productos de belleza o limpieza porque estoy en una cruzada de aprender a hacerlos yo para dejar de comprar plástico y productos tóxicos. Así que en eso me entretengo ahora en mis tiempos libres… ¡y me encanta!

Ayer en la ducha probé un nuevo exfoliante que me hice con café y  aceite de oliva, y quedé impresionada con lo suave y rica que me quedó la piel. ¡Realmente recomendado!

Aquí va la receta por si quieren hacerlo en sus casas.

Necesitan:
• Un pote de vidrio. Yo he ido guardando todos los potes que encuentro para usarlos después en cosas como éstas.

• Café. Yo voy juntando el usado de la cafetera Bodum, les recomiendo hacer lo mismo porque así reutilizamos. El café mejora la circulación sanguínea, ayuda a eliminar el exceso de líquido, saca células muertas y estimula la regeneración de nuevas, entre un montón de cosas que solo le hacen bien a tu piel.

• Aceite de oliva: deja la piel suave e hidratada.

¿Cómo hacerlo?

  1. Poner en el pote 2 cucharadas de café y 1 de aceite de oliva. Repitan hasta llenar el pote al nivel que quieran.
  2. En la ducha, revuelvan un poco el pote y sacan todo lo que quiera para irlo usando en el cuerpo -y cara si quieren-. Para pieles mixtas o grasosas, se puede usar 2-3 veces a la semana, y para pieles secas, 1 vez cada 15 días. Hay personas que en vez de aceite usan miel, pero yo prefiero guardarla para otros productos. ¡Con aceite quedó exquisito y la piel queda muy hidratada al salir de la ducha

Hay un único “pero” en esta receta, y es limpiar el café en la ducha. Pero lo vale 100%. Si lo hacen… ¡porfa cuéntenme! Pueden subir su foto a stories y etiquetarme así lo veo y comparto.

También te puede gustar