¿Sabes que podías usar el café como exfoliaste? ¡Aquí te cuento cómo!

Llevo varios meses sin comprarme productos de belleza o limpieza porque estoy en una cruzada de aprender a hacerlos yo para dejar de comprar plástico y productos tóxicos. Así que en eso me entretengo ahora en mis tiempos libres… ¡y me encanta!

Ayer en la ducha probé un exfoliante que me hice de café con aceite de oliva y quedé impresionada con lo suave y rica que me quedó la piel. ¡Realmente recomendado!

Aquí va la receta por si quieren hacerlo en sus casas.

Necesitan:
• Un pote. Yo he ido guardando todos los potes que encuentro para usarlos después en cosas como éstas.

• Café. Yo voy juntando el usado de la cafetera Bodum, les recomiendo hacer lo mismo porque así reutilizamos. El café mejora la circulación sanguínea, ayuda a eliminar el exceso de líquido, saca células muertas y estimula la regeneración de nuevas, entre un montón de cosas que solo le hacen bien a tu piel.

• Aceite de oliva: deja la piel suave e hidratada.

¿Cómo hacerlo?

Poner en el pote 1 cucharada de café y 2 de aceite de oliva. Repitan hasta llenar el pote al nivel que quieran. Yo puse 3 de café y 5 de aceite.

En la ducha revuelven un poco el pote y sacan para ponerse en el cuerpo -y cara si quieren-. Para pieles mixtas o grasosas, se puede usar 2-3 veces, y para pieles secas, 1 vez cada 15 días. Hay personas que en vez de aceite usan miel, pero yo prefiero guardarla para otros productos. ¡Con aceite quedó exquisito!

Si lo hacen… ¡porfa cuéntenme! Pueden subir su foto a stories y etiquetarme así lo veo y comparto.

También te puede gustar