Todo lo que necesitas saber para viajar con niños a Bali, por @Paulabordadora

Fuimos a un largo y alejado viaje familiar. Se casaba mi hermano Óscar en Bali, con su novia Australiana, que ya conocíamos cuando fuimos a Australia con Baltazar de 9 meses. Nos juntamos con mi madre y mis dos hermanas, en Sidney, Australia. Una de ella venía de Berlín. Por lo que el viaje fue muy especial y emotivo, ya que finalmente estábamos todos juntos después de tantos años en un paraje IN CRE I BLE.

Planear el viaje

El viaje lo planeamos un año antes. Al principio yo estaba muy temerosa y hasta dubitativa con el hecho de ir con Baltazar, ya que en Bali no hay agua potable, no hay sistema organizado de retiro y acopio de basura, hay muchos mosquitos y bichos desconocidos, etc., Pero como Baltazar es mi baby Canguro y los dos somos uno, era impensado ir a la mega reunión familiar sin él.

Lisa, la mujer de mi hermano, me mandó un sinfín de páginas web sobre niños en Bali. Ella es enfermera y había ido varias veces a Bali, por lo que me calmó un poco bajo su experiencia. Cuando visitamos Australia con Baltazar a sus 9 meses no teníamos estas aprensiones, sólo el tema del avión. Pero Bali era realmente desconocido y con varias limitaciones: Baltazar es alérgico a los pañales, yo soy aprensiva con el tema alimentario, etc., pero había que enfocarse que ERAN VACACIONES, y que las muchas aprensiones hay que dejarlas atrás para poder adaptarse a las nuevas experiencias.

Clima

En el momento del viaje Baltazar tenia 2 años 3 meses. Viajamos en el mes de septiembre y estuvimos en Bali un poco más de un mes. En esa época están en época alta, harto sol y días bellos. Igual nos tocaron lluvias tropicales, por aquí, por allá, que eran toda una aventura para el grupete de chilenos que nos sorprendíamos con hasta lo más mínimo.

Organización

El viaje fue organizado pensando en lo peor, me puse en los peores escenarios, por eso que llevé muuuchos remedios para la guata, remedios para el resfrío, muchos aceites esenciales para quemaduras, heridas, inmunidad y resfríos… aperada a más no poder. A nuestra llegada en sidney, Lisa nos recomendó unas pastillas que sanitizan el agua, pensando en los baños de Baltazar y en limpiar las mamaderas. También compramos muchos pañales ahí, por si no encontrábamos en Bali, como así también crema para el poto… que debo decir que no fue suficiente, ya que mi pelao es suuuper delicado de piel y realmente hay lugares donde no se encuentra nada.

http://www.bali-indonesia.com
Avión

Las horas de vuelo son hartas. Como 14 de Santiago a Sidney y de Sidney a Bali más o menos 8. Estuvimos dos noches en Sidney antes de partir a Bali. En el avión Baltazar se portó como un rey, vio películas, comió helados y manzanas, corría por los pasillos, pero en general se portó súper bien considerando que es un niño con MUUUCHA energía. En los despegues y aterrizajes le dábamos jugo o tete para evitar el dolor de oídos, volamos por Quantas (totalmente recomendado) y nos dejaron pasar un pequeño cooler con comida casera, leche, frutas y jugos. Pero no comió mucho de eso ya que era más atractivo comer de lo que le tocaba como pasajero (a esa edad se paga pasaje completo). El ipad también nos ayudó mucho, cargamos Jorge el Curioso, Snoopy y documentales de animales, que es lo que más le gusta.

Comida

Bali es muuuy barato. Por ejemplo, salir a comer en un lugar bueno con cervezas varias, unos destilados, bebidas, jugos, que a todo esto son maravillosos y hay en todos lados (los hacen con mil frutas y son baratísimos y deliciosos), los platos de comida y postres, nos salía como 10 mil pesos en total entre nosotros tres. Eso era en un restaurant bueno y no barato. Hay opciones muuucho más económicas y son todas deliciosas.

Locomoción en Bali

En cuanto a la locomoción todos se mueven en motos y taxis. Nosotros, al ser un grupete grande, recorríamos Bali en unos buses que arrendábamos, todos impecables. Fuimos a varios lugares y dentro de los mismos nos movíamos poco. Hicimos muchas caminatas en donde Baltazar acompañaba encantado. Él ama correr, el coche no lo ocupamos para nada, de hecho lo dejamos como recuerdo en un aeropuerto (nos había costado muy barato y ya había dado todo lo que tenía que dar). Las calles y las veredas de los lugares que visitamos en Bali no daban para un coche, eran muy angostas y con muchos hoyos. Además, manejan como locos y no hay un sistema organizado. Es una ley de selva que el turista no conoce por que no es local, así que hicimos harto aguante en los hombros del papá, de la mamá, del tío y de sus tías.

Hospedaje

Tuvimos la fortuna de viajar con mi sobrino del amor, Lucas, quien fue la tremenda ayuda para Baltazar. Él tiene 11 años y ama a los niños y se lleva increíble con su primo, así que en muchas ocasiones ellos dos se entretenían y Lucas cuidaba de su primo, lo que nos hizo la pega mucho más fácil. Habían lugares, en especial donde se casó mi hermano, en donde no pudimos habitar en la villa que se había dispuesto para la familia, ya que era una villa con riscos y acantilados sin seguridad alguna para los niños. Por eso que nos quedamos en la villa del mismo hotel un poco más arriba, con piscina privada, patio y todas las comodidades para una familia con un enano inquieto. Los hospedajes son impresionantes y baratos, por ejemplo, éste que les cuento nos salía 15 mil pesos diarios y era un lujo total, con mozo, desayuno, almuerzo etc.

Locales

La gente es muy amable y nos ayudaron mucho. Existen varios servicios de babysitting, hay páginas en internet y casi la totalidad de los hoteles tiene ese servicio. Nosotros ocupamos ese servicio una noche en la que salimos los grandes a comer, dejamos a los niños con una persona muy amable y altamente recomendada.

xplorea.com
Experiencia para niños

Para Baltazar fue una experiencia increíble, para él era increíble ver monos, Gekos, pájaros, plantas, pantanos, pescados, etc.  Todo lo que tenga que ver con un clima tropical. Llegó muy autosuficiente y con una imaginación que abarcan cosas súper especiales! Antes del viaje, cuando lo llevaba al jardín era muy difícil su adaptación. Volviendo del viaje y entrando al jardín, ni siquiera me hizo show cuando me despedí. Ni siquiera fue problema que faltara tanto tiempo, sino que fue espectacular!!! Realmente se notó un cambio en él, un cambio positivo, ya que compartió con la familia quien lo colmó de amor, con su primo, caminatas largas y llenas de magia, de vegetación, de animales, hormigas, lluvia con calor, piscina y mar a destajo. Fue realmente increíble.

www.cntravelre.com
La experiencia de los papás

Para nosotros como padres igual fue un poco agotador, ya que él es bien extremo y no le tiene miedo a nada, así que había que estar con todas las antenas paradas, pero tuvimos ayuda del resto de la familia que nos ayudaban para que fueran vacaciones para todos. Con mi marido Francisco somos bien equipo y él es un súper papá que le gusta mucho participar en todo y hacerse cargo de muchas situaciones, tenemos buena comunicaciones y lo hicimos todo de tal manera de no explotar al otro.

La verdad de que fue mucho más simple de lo que creímos, nunca ocupé los remedios, me relajé con mis aprensiones alimenticias ya que allá hay harta fruta y verdura deliciosa y Baltazar las gozó todas… como mono comía plátano todo el día. Con lo único que topamos fue con los pañales y coceduras del poto, ya que la arena, la sal de mar y malos pañales le jugaron una muy mala pasada y no encontrábamos crema buena que le hiciera efecto, a esas altura el aceite de árbol de té se había acabado y quedaba probar con cremas humectantes… pero después de unos días fuimos a un lugar con mayor civilización y asunto arreglado.

Bali

Hay de todo para todos, Bali es un lugar que tiene muchos lugares y muy diferentes entre sí, es una isla hermosa y realmente uno siente que está suuuuper lejos de casa, una cultura rica y milenaria en donde el espíritu se alimenta y se logran conocer otras realidades. Para los niños está perfecto, hay varios lugares y facilidades, la gente es demasiado amable y cualquier cosa ellos lo solucionan. El clima es perfecto, es ultra húmedo y muy caluroso, ideal para estar en la piscina y conocer costas con acantilados de ensueño y templos milenarios en cada esquina.

Nosotros visitamos Binging Beach en Micks Place, Uluwatu, Kuta, Nusa Lembongan, Seningan, Ubud, Seminyak. De estos, puedo recomendar para ir con niños a Seminyak/Kuta que tiene todas las comodidades que puedan buscar, un lugar ultra urbanizado y con varios turistas en donde pueden encontrar de todo; Ubud es maravilloso, lleno de campos de arroz con artesanía maravillosa y un templo impactante con monos sueltos por todos lados, tiene excelente comodidades para los niños; Binging beach /Uluwatu es maravilloso también, eso es full playa y de ahí uno se mueve poquito, ya que las comodidades hoteleras son espectaculares y es pura costa, hay un templo que se puede visitar con monos que también es bello.

Dejo unas páginas que les pueden servir si quieren organizar un viaje
Babysitters: https://www.facebook.com/balisbest.babysitting?fref=ts
Bali: https://www.facebook.com/pages/Bali/110740905620983?fref=ts
Guidebook: http://www.baliwithkids.com/Guidebook/
Guidebook: http://www.tripadvisor.com/Travel-g294226-s401/Bali:Indonesia:Family.Travel.html
Bali: http://www.balisoulvillas.com/are-we-there-yet-family-affair.html
Bali: https://www.facebook.com/pages/Micks-Place-Bali/207480001717?fref=ts

También te puede gustar
Seguir leyendo

Vida Real: Mi niño arcoíris

Cuando perdí a mis primeras guaguas, amigos, familiares y otros me decían “Tranquila, esto es lo más normal…